Historia del tensiometro

HISTORIA Y EVOLUCIÓN TECNOLÓGICA DE LOS TENSIÓMETROS

Medir la tensión es ahora una de las prácticas médicas más comunes e inocuas, pero empezó siendo una técnica de alto riesgo.

Stephen Hales inventó en 1727 un método para determinar la presión sanguínea que consistía en medir el nivel que alcanzaba la sangre en un tubo de cristal, que a su vez estaba conectado a una arteria. El tensiómetro o, como correctamente se llama ,esfigmomanómetro , fue aplicado por primera vez para medir la presión arterial en el año 1855 por K. von Vierordt . Ya había sido inventado el otro componente para la medición: el estetoscopio.

En 1881 Samuel Siegfried Karl Ritter von Basch inventó el esfigmomanómetro de columna de agua.

La descripción de un sencillo método para medir la presión arterial de manera incruenta fue hecha en 1896 por el médico de Turín Scipione Riva-Rocci (1863-1937) ya que hasta entonces las mediciones solo se podían realizar en forma directa por punción.

El esfigmomanómetro consistía en una simple cámara de bicicleta de 4 a 5cm de ancho que se colocaba en el brazo como manguito, cubriéndolo en toda su circunferencia, el cual era inflado con una pera de Richardson, interponiendo entre ellos un manómetro de mercurio (Hg) y a través de la palpación del pulso de la arteria radial se lograba conocer el nivel de la presión arterial sistólica.

Poco tiempo después, en 1904, el médico militar ruso Nikolai Korotkov (1874-1920) en la Academia Imperial Médica Militar de San Petersburgo mejoró el método mediante la utilización del estetoscopio sobre la arteria humeral, describiendo los famosos ruidos de Korotkov y posibilitando de esa manera la toma también de la presión diastólica, método que perdura hasta la actualidad.

En 1916 William Baum inventó el esfigmomanómetro llamado baumanómetro.

Un esfigmomanómetro es un instrumento médico usado para la medición de la presión arterial. La palabra proviene del griego sphygmós, pulso; manós, no denso y metron, medida. También es conocido popularmente como “tensiómetro” o “baumanómetro” aunque correctamente es “manómetro”.

El esfigmomanómetro puede ser de varios tipos: los tradicionales de columna de mercurio, los aneroides (de aguja en un dial circular) y los digitales. Con estos instrumentos se puede medir la presión o tensión arterial de manera indirecta, ya que se comprimen externamente la arteria y los tejidos adyacentes, y se supone que la presión necesaria para ocluir la arteria, es igual a la que hay dentro de ella.

¿CUÁL COMPRAR?

• Los equipos digitales automáticos son muy fáciles de usar.
• Los dos fabricantes más grandes de equipos electrónicos para la medición de la presión arterial en EE.UU son Omron y A&D;, aunque también existen otros con similar calidad.
• Se recomiendan los equipos de brazalete, ya que los de pulsera tienen menor precisión.
• Es importante tener un brazalete apropiado al tamaño (circunferencia) del brazo, ya que el uso de un brazalete estrecho (particularmente en personas obesas) podría dar lugar a lecturas falsamente elevadas. Algunos fabricantes ofrecen brazaletes de varios tamaños para sus equipos.
• Compre un equipo que esté validado.
• La precisión de las lecturas dependerá del cuidado del equipo. El error normal de la medición de la presión arterial está entre 2-3 mmHg, y del pulso en más o menos un 5%. Rechace los equipos con un error mayor.

EVOLUCIÓN DE LOS TIPOS

Hay diferentes tipos de esfignomanometro algunos de estos son:
• De pie
• Aneroide
• Digital de Brazo
• Digital semi-automatico
• Con estetoscopio incluido
• Digital de muñeca

Hay muchos más pero estos son los mas usados.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar